Junto a ellos estuvieron sus nutridos séquitos de pajes reales, así como familiares y amigos. No faltaron, como es ya tradición, los jóvenes que han ostentado este año el honor de ser carteros y carteras reales, representados por los mejores expedientes académicos de los tres institutos de Lebrija.

El acto de coronación oficial tuvo lugar pasadas las once y media de la mañana y estuvo presidido por el Alcalde de Lebrija, Pepe Barroso, y el delegado de Fiestas, Alberto Pérez. El primer edil pidió a sus Majestades buenos deseos para Lebrija y para el mundo, entre ellos, "trabajo, progreso, un mundo más fraternal e igualitario y paz".

Tras el mismo comenzó un verdadero tour de visitas a instituciones y asociaciones de Lebrija que, cada año, esperan con ilusión la llegada de Melchor, Gaspar y Baltasar. La primera parada fue en La Caridad, lugar en el que sus Majestades compartieron un agradable rato con las personas mayores y los profesionales de la residencia, entregándoles sus presentes. De ahí, el gran cortejo se desplazó a la Asociación de Familiares de Enfermos de Alzheimer y al Asilo de San Andrés, donde hicieron lo propio. La Ermita del Castillo - donde se hizo una ofrenda floral a la patrona - y la Casa Hogar fueron las dos últimas paradas de la mañana, antes del almuerzo. Repuestas las energías en la Casa de la Cultura, los Reyes Magos y sus pajes reemprendieron la marcha hacia las Monjas Concepcionistas y de la Cruz para concluir en la Parroquia de la Oliva, la última de las visitas antes de subir a sus carrozas y dar inicio a la Cabalgata de la Ilusión.

 

Once carrozas integraron el cortejo real, que salió pasadas las cinco y media de la tarde de la antigua Caseta Municipal y que recorrió numerosas calles y plazas de Lebrija ante la expectación de miles de personas que no quisieron perderse su cita con los Magos de Oriente. Sin incidencias reseñables, la Cabalgata transcurrió con normalidad en una tarde y noche marcada por la agradable temperatura y por el enorme entusiasmo puesto por sus Majestades y por el conjunto de participantes en el desfile real para que el mismo luciera en todo su esplendor y alegría.

Este año, además, volvieron a sumarse numerosos hermanos y hermanas de nuestro Padre Jesús de la Humildad, que aportaron mucho color y mucha animación a la Cabalgata. Unos, vestidos de beduinos; otros, integrando la formación musical de la Hermandad. Cabe destacar, asimismo, la presencia de la Banda de Música Amor y Sacrificio, que acompañó prácticamente todo el recorrido de las carrozas. 

 

SOLEAL

Centro Dental Vidal y Rodríguez Lebrija

La Barbería de Guillermo

CLINICA DENTAL TORAL

Podóloga Virgina Romero Lebrija

lavandería tintorería rocío lebrija

Julián Castro